Viaje a europa en invierno

Viaje a europa en invierno

Un viaje a europa en invierno siempre es una opción interesante, algunas de las mejores ciudades para visitar serían: Roma en Italia, Praga (República Checa), Berlín (Alemania), Madrid (España), Barcelona (España), Brujas (Bélgica), Estocolmo (Suecia), Niza (Costa Azul en Francia), Zermatt (Suiza), Chamonix – Mont Blanc (Alpes franceses), etc. Ciudades espectaculares por si mismas como por la acogida a los turistas y la gran oferta hotelera y hostelera de la que disponen.

Para preparar un viaje a europa en invierno hay que tener claras una serie de cosas, hace frío, en el norte de Europa, las temperaturas pueden bajar de 0 durante bastante parte del invierno, nunca es imposible salir a la calle si se va preparado. En las zonas mediterraneas el clima es más agradable e incluso se puede ir a la playa en el sur de Europa, en las Islas Canarias hay un clima perfecto todo el año. En ciudades como Londres está casi asegurada la lluvia. Lo mejor en un viaje así es centrarse en las ciudades, ya que si llueve o nieva siempre hay sitios para resguardarse.

Como hemos dicho antes, en un viaje a europa en invierno tenemos que ir preparados. Para el norte, deberemos meter en la maleta ropa térmica (camiseta, calcetines largos e incluso unos leggins), guantes (imprescindibles), gorro, jerseys, botas de invierno (mejor sin tacón para poder pasear sin problemas) y un buen abrigo. Para el centro-sur no nos hace falta la ropa térmica, pero si el buen abrigo, los guantes y las botas. No podemos olvidar un chubasquero, un paragüas y unas botas impermeables en el caso de ir al Reino Unido.

Un viaje a europa en invierno puede ser más inolvidable todavía si escogemos hacer el viaje en la época navideña, podremos disfrutar de la iluminación de las ciudades (Paris es espectacular), de los mercadillos navideños (Alemania es el mejor), de los Belenes (Roma, sin duda). Durante toda la época invernal son ciudades que viven tanto de día como de noche (en algunos casos se hace de noche a las 16:00 h) y gracias a unas estufas exteriores (llamadas salamandras) se aprovechan las terrazas de los sitios para tomarse un café calentito o unos churros. Recomendable 100%.

Publicar un comentario